La vida rueda sin descanso, el trabajo y el ritmo impuesto dejan pocos momentos para tomarse un téyalmendras. Este rato es el único para relajarme, para disfrutar del mundo y de la vida. Con la cabeza apartada de lo banal, del paso vital y el juicio del tiempo. Abstraído de todo… justo en este momento comprendo lo que soy, lo poco que importa lo que hace un rato tanto me preocupaba… Teyalmendras es la bitácora donde caben mis pensamientos; recogidos, alejados de la normalidad y la rutina…



domingo, 22 de abril de 2012

Siempre fue un sueño


Viajar siempre fue un sueño,
piratería abstracta del viento
frente al que corro desnudo.

Transitar,
camas trufadas de soledad,
lentos vagones, aeropuertos…
largo turno de olores distantes
a la espera del recuerdo.

A ratos lloré la ausencia
anclada en mi maleta,
desde teléfonos azules…
en rubios racimos de cerveza.

Viajar siempre fue un sueño,
arquitectura de vida…
licencia y taxi al pensar ajeno.

Fauna,
hormiguero cosmopolita
bajo las nubes nómadas,
bullir… labor y artificio
de calles que respiran,
que engullen el trafico
y captan cuerpos.

Permanecen los fotogramas
y susurran mudos aquel tiempo,
cajas bajo el sofá…
la eterna promesa de volver
con la brisa templada de un verso.

19 comentarios:

  1. viajar siempre fue un sueño, y leerte anima a soñarlo más inténsamente si cabe :)

    ResponderEliminar
  2. Viajar, comporta ciertas implicaciones.
    Dos caras de una misma moneda. Por placer o por obligación, cuan distintas son las emociones que hacen bulto en la maleta en función de cómo sea el desplazamiento.
    Ese sentimiento de soledad cuando viajas sólo tan irremediable como cierto, esa búsqueda del recuerdo que te reporte el souvenir de una sonrisa que extrañas, y roba la frialdad del terreno.
    Pero hay viajes soñados, desplazamientos que esperamos con la ilusión de recorrer unas huellas que dejamos en otro tiempo... transitar espacios ya vividos esperando encontrar algo nuevo, ese detalle que no pudimos vivir en su momento.
    Nos regodeamos en esas imágenes que guardamos en la retina, recogidas bajo el sofá, con la serenidad y el temple que requiere la espera de completar esos deseos, como la brisa, suave y placentera... y sonreimos, como quien sueña.

    Besitos mediterráneos, desplazados a Girona.

    ResponderEliminar
  3. Una descripción emotiva de sensaciones, vivencias y deseos, que llevan a nuestra imaginación a transitar esos estados y lugares...

    Un placer leerlo, siempre!

    Besos bañados de chocolate con almendras...

    ResponderEliminar
  4. Hola T, como estas, amigo!
    Viajar, viajar, que lindo es, perderse en nuevos lugares, volver a casa y ya proyectar la proxima aventura. Pero, la vida ya es un viaje alucinante.
    Besos almendrados.

    ResponderEliminar
  5. Viajar es como tu poesía.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Es un sueño viajar por la sensibilidad de tus letras, que a menudo encandilan y emocionan los sentidos.

    Besitos con ternura, Teyal.

    ResponderEliminar
  7. El simple hecho de viajar,ya es un sueño.
    Como siempre,es un placer y gracias por visitar el mio.

    Un besico

    ResponderEliminar
  8. Viajar es lección d e vida,
    filosofía de costumbres
    aprendizaje de humanidad,
    es una pasión,
    un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Viajar es cultura, cuando viajas te vas haciendo mucho mas universal.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  10. Tu poema es filosofía de Vida...

    un abrazo

    maite

    ResponderEliminar
  11. Hola, saludos, excelente día, buen blog el tuyo, te felicito mucho, te invito a que visites el Blog de Boris Estebitan y leas un escrito mío titulado “Diluvio eterno”, es un escrito triste y hermoso al mismo tiempo, te espero ahí, ha sido un gusto pasar por tu blog.

    ResponderEliminar
  12. Viajar es tambien mi sueño
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Viajar es siempre una experiencia que enriquece la vida. Saludos almendrados ;P

    ResponderEliminar
  14. Pirateamos la memoria y reproducimos los recuerdos como las canciones con las que construimos nuestras particulares baladas de soledad y amor.

    Un abrazo
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  15. Dejar una maleta llena de ropa sucia y coger una nueva con la ropa lavada y colocada en bloques...y partir a otro lugar lejano, con la esperanza de volver renovado.
    ¡Queda tanto por ver!.
    Un salaudo

    ResponderEliminar
  16. Viajar... al pasado, al futuro, o instalarse en el presente.
    Siempre me hacen viajar tus versos, Tey, y es uno de los viajes que más placer me dan.
    Llevo un tiempo 'viajando', pero aunque no me detuve a comentar, sí he seguido leyéndote. Quizá sea hora de regresar.
    Un beso fuerte, amigo.

    ResponderEliminar
  17. Viajar es un vuelo o un cuerpo abandonado en el banco de ese andén que nos llevará por raíles de ternura hacia estaciones lejanas.
    Es un suspiro. Una lejanía con el espacio de uno. Un trasiego, una virtud y un encuentro... alado, de promesas lleno.

    Besos, Téyalmendras.

    ResponderEliminar
  18. Los sueños son caprichos de la mente y no es preciso comprenderlos ni retenerlos.
    Viajar es un sueño corriente entre la mayoría de los mortales: Países exóticos, soles y lunas nuevas, amores impensables que esperan tu llegada...y por fin regresar de nuevo a la rutina.
    Y ver lo cotidiano como especial del todo, hasta que nuevamente aparece otro sueño.
    Un saludo

    ResponderEliminar