La vida rueda sin descanso, el trabajo y el ritmo impuesto dejan pocos momentos para tomarse un téyalmendras. Este rato es el único para relajarme, para disfrutar del mundo y de la vida. Con la cabeza apartada de lo banal, del paso vital y el juicio del tiempo. Abstraído de todo… justo en este momento comprendo lo que soy, lo poco que importa lo que hace un rato tanto me preocupaba… Teyalmendras es la bitácora donde caben mis pensamientos; recogidos, alejados de la normalidad y la rutina…



miércoles, 23 de febrero de 2011

Dieciocho



Transgredí,
traspase la línea roja,
abrace la libertad
equivocando su forma.

Disfrute,
arriesgué toda mi ropa,
reventé los marcadores
esquivando la derrota.

Olvide,
el futuro era pasado,
aferré cada vivencia
como haría un procesado.

Descubrí,
asumí el mundo crudo,
desvelando sus miserias
tan locuaz como callado.

Lo viví,
descarné cada experiencia,
caminando sin conciencia
por el cosmos del pecado.

4 comentarios:

  1. Acabo de descubrir tu blog. Me gusta. Volveré a visitarte.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho tu forma de versas, realmente es atrayente .


    saludos.

    VPx

    ResponderEliminar